Un hogar con estilo rústico

A la hora de construir tu casa, una de las decisiones más importantes es crear ese espacio con un diseño único, que inspira e invita a relajarse y disfrutar de un hogar. Si bien la comodidad es cuestión de gustos y preferencias de cada persona, el estilo rústico es uno de esos estilos que transmiten calidez e invitan a relajarse y disfrutar. Por eso hoy te daremos algunos consejos para conseguir un hogar rústico solo cambiando algunos muebles y realizando algunos cambios sencillos.

La madera para un ambiente cálido

Si pensamos en acogedor y cálido, se nos ocurre siempre un material perfecto para tus muebles: la madera. Este material es el protagonista absoluto en las casas de estilo rústico. Más allá del mobiliario elegido, la madera también se puede utilizar como revestimiento para paredes, suelos y techos. Es un recurso decorativo atemporal y que aporta muchas ventajas al hogar. Una de ellas es la función aislante que tiene la madera, además de ese aspecto rústico.

Una chimenea en el salón

Algo que da vida a un hogar es una buena chimenea. ¿Te imaginas en pleno invierno leyendo un libro mientras te tomas un vino tinto frente a la chimenea encendida? Si instalas una chimenea en tu hogar, todos los momentos memorables de tu hogar ocurrirán alrededor de ese punto neurálgico de la casa. Además de ser un elemento de gran utilidad en la casa en las épocas frías, una chimenea también tiene una ventaja decorativa y ornamental en el estilo rústico.

Colores tierra

La gama de colores que debe reinar en una casa rústica es la de los colores tierra. Algo que debe inspirarte a la hora de crear ese hogar rústico es la naturaleza. La línea estilística que sigue la naturaleza conlleva esos colores que recuerdan a la tierra y a la madera. Si además complementas estos tonos con el color blanco, puedes darle mucha luminosidad al hogar. Puedes hacer uso de elementos de color verde que rememoren un paisaje en el hogar e inspiren una vida campestre.

Techo abuhardillado con un punto de luz

¿Qué es una casa rústica sin un tejado a dos aguas que regala un techo abuhardillado? Este concepto de estética que regala la inclinación del tejado de las casas tradicionales transmite un aspecto único y una gran personalidad a la casa. Si además combinamos este elemento con algo de piedra decorativa en las paredes, mejor aún. Esto puede hacerse tanto mediante papel pintado como con piedras de verdad. Otro elemento que le añade un plus al techo abuhardillado es una claraboya. Le dará luz y será un elemento decorativo que le dará magia a la estancia.

Las flores

Si buscamos calidez en una casa rústica tenemos que seguir la línea decorativa de la naturaleza. La naturaleza nos regala flores y esto lo podemos reflejar en nuestro hogar mediante los estampados florales. Estos estampados podemos plasmarlos en textiles o tapizados e incluso en las paredes. Si lo combinamos con los tonos tierra y los muebles de madera conseguiremos un contraste decorativo muy bonito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Necesitas ayuda?