Salón con chimenea en verano y otoño

Tener un salón con chimenea es todo un privilegio si lo que te gusta es tener una casa de postal, con un salón digno de lucir. Una chimenea evoca la agradable sensación de disfrutar del calor del fuego en pleno invierno. No obstante, la chimenea también es símbolo de elegancia y también se puede lucir en verano.

El calor ha venido para quedarse una buena temporada y sabemos que hasta pasados varios meses del otoño no necesitaremos empezar a utilizar la chimenea. No obstante, lo normal es que cuando alguien entra en un salón con chimenea, la vista se pose primero sobre ella. Por ese motivo debemos tener la chimenea limpia, sin hollín, polvo o manchas negras y lista para decorar y lucir. Limpia bien la chimenea o cuenta con un profesional para dejarla impoluta.

Para utilizar la chimenea en verano solo tienes de echarle algo de creatividad al asunto. Puedes por ejemplo meter algún candelabro con velas y encenderlo en momentos clave: durante la noche mientras cenas, cuando lees un libro tomando un vino a la luz de una lámpara tenue, en una cena romántica, etc. También puedes rellenar la chimenea de leña, como si estuviera lista para encender, o con los cortes de la leña hacia fuera. También puedes meter dentro algún ornamento floral, jarrones, floreros, etc.

Cómo decorar la chimenea de tu salón

Si colocas velas dentro de la chimenea puedes colocar algún espejo cerca, para crear un reflejo decorativo que oriente la mirada hacia varios puntos. Por ejemplo, encima de la chimenea. Otro elemento muy interesante que nos puede acompañar en esas tardes de verano y otoño en las que no tenemos nada que hacer son los libros. Los libros tienen una gran fuerza decorativa y sirven para personalizar cualquier espacio.

Ya podemos imaginarte las noches de otoño leyendo un libro a la luz de las velas que has colocado en la chimenea. Cerca de la chimenea, o incluso al lado, puedes preparar tu rincón para leer. Coloca pufs o sillones cómodos y acogedores en los que puedas pasarte horas relajándote. También puedes colocar una vinoteca rústica en la que colocar tu colección preferida y acompañar esas tardes de lectura. Tener chimenea y vinoteca es, claramente, el sueño de muchos.

Para darle un aire fresco al ambiente puedes colgar algunas cortinas de lino vaporosas para que en aquellas noches de calor dejen pasar la brisa ligera del verano y el otoño. Solo tienes que imaginar las luces de las velas de la chimenea que se reflejan en los espejos y las cortinas de lino que se mueven con el aire suave que entra por las ventanas. Puedes iluminar esta zona con una lámpara portátil tipo candelabro con asa.

Otro mueble decorativo muy interesante y atractivo para tu salón con chimenea puede ser un gramófono. Aunque no lo utilices realmente, un gramófono da un toque romántico a la escena que estamos creando en tu salón, por lo que nos parece una idea ideal. Puedes también colocar algunos discos de la música que te guste, algún disco memorable de la historia de la música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Necesitas ayuda?