Cómo decorar una mesa para San Valentín

San Valentín es el día más romántico del año y aunque hay muchas personas a las que esta celebración del amor no encaja dentro de sus costumbres, una cena romántica gusta a todo el mundo. Este año, además, es un año en el que probablemente la mayoría de las personas pasarán San Valentín en casa. En este post os ayudaremos a crear un ambiente romántico en casa, uno en el que os sintáis más relajados y cómodos y donde conquistaréis los corazones de vuestras parejas.

Los detalles son los que dan distinción a una cena y la convierten en un momento especial, por lo tanto, este San Valentín prepara un ambiente lleno de romanticismo y magia sin que te falte ningún detalle: una luz suave y romántica, unas velas con un olor especial, una playlist romántica… Y lo más importante, saca la mejor vajilla y los detalles decorativos que tengas para este día tan especial. Si esa persona especial con la que vas a cenar te obsequia con un hermoso ramo no dudes en ponerlo en un jarrón en un sitio céntrico de la casa, como la mesa del salón. Quita el papel que viene de la floristería y mete las flores en un jarrón de cristal.

Consejos para la decoración de San Valentín en el hogar

Si no eres una de esas personas cursis y los corazones y los colores rojo y rosa te parecen demasiado, no te preocupes. Que sea el día de San Valentín no quiere decir que tengas que llenarlo todos los muebles del salón con corazones de color rojo y rosa. Puedes decorar la mesa de San Valentín con manteles con bordado, copas de cristal sofisticado, esa vajilla que usas solo en las ocasiones especiales, etc. Pero sin lugar a dudas, lo más importante es que todos estos elementos sigan la misma gama de colores (tanto la vajilla como los textiles y el centro de la mesa).

Las velas son muy importantes el día de San Valentín. No hay una mejor forma de convertir la cena de San Valentín en un momento especial y mágico que ambientando la mesa con velas. Antes hemos mencionado que no es necesario llenar la casa de corazones de color rosa, pero puedes colocar algún detalle con corazones, como un lazo decorativo en forma de corazón para las servilletas o doblar las servilletas en forma de corazón, o en forma de cisnes besándose, por ejemplo. Otro detalle que no debes olvidar son los bajoplatos: escógelos del mismo color que los demás elementos de la mesa, o del mismo color que el centro de mesa.

Una noche de San Valentín sin regalos es una noche sin ese momento tan especial al finalizar la cena. Decora la mesa de la cena de San Valentín con un pequeño rinconcito para los regalos. Puedes incluso colocar una guirnalda de luces alrededor de los regalos, para ambientar ese rincón hasta el esperado momento de dar los regalos. Si además vives en una zona calurosa y puedes permitirte cenar en tu terraza a la luz de la luna, convierte este momento en uno mucho más especial colocando unas velas.

× ¿Te podemos ayudar? Available from 10:00 to 20:30 Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday