Cómo conseguir un salón con estilo industrial

Un comedor industrial destaca por su elegancia informal, pero sobre todo por lo atemporal que es. Este estilo nunca pasa de moda, por ese motivo hoy te damos los pasos a seguir para conseguir decorar tu salón con este estilo tan ecléctico.

El estilo industrial recuerda a las fábricas antiguas. Si tu casa es muy espaciosa, tiene los techos altos, revestimientos urbanos o materiales de obra a la vista entonces vas por el buen camino para conseguir una casa con estilo industrial. Además, necesitarás contar con ventanales amplios con marcos de hierro para darle ese toque industrial. Lo atractivo de este estilo es que transmite amplitud, luminosidad y convierte el espacio en uno diáfano, gracias a esas grandes ventanas.

Muebles de estilo industrial

Como antes hemos mencionado, el ladrillo visto es el tipo de revestimiento perfecto para este estilo. Materiales como ladrillo, madera, metal, convertirán tu comedor en uno versátil y con personalidad. Si no tienes ese tipo de revestimiento de piedra o ladrillo visto, puedes optar por el papel pintado con ese estampado. Será mucho más económico y transmitirá lo mismo.

Para los muebles lo mejor es escoger materiales como la madera y el metal, tanto para sillas, como mesas, aparadores, lámparas, vitrinas, etc. Esta mezcla de texturas resulta muy dinámica y viva. La mesa de comedor suele ser la parte más importante de esta estancia y la que más utilizamos y llama la atención. Si escoges estos muebles de comedor con colores vivos puedes darle un toque rejuvenecido a este estilo.

Para las sillas puedes optar tanto por unas de metal como de madera. No obstante, para darle calidez a este mueble podemos escoger la madera con algún textil colorido y cómodo. Las sillas vintage de aspa (con cruz en el respaldo) son ideales para este estilo. Si quieres quitarle esa sensación de frío que transmite tanta piedra y metal, puedes añadir en el asiento un cojín de punto.

Tipos de estilos industriales

El estilo industrial se puede presentar de varias formas. Una de ellas es el estilo industrial vintage, una tendencia de este año que ha triunfado por la mezcla entre el estilo industrial y la calidez del estilo vintage, una combinación perfecta. El estilo industrial moderno también aporta calidez, pero además también aporta elegancia y sofisticación por ser un estilo actual y contemporáneo.

El estilo industrial nórdico es una combinación que da lugar a un estilo cálido y retro. No obstante, hay que recordar que el estilo nórdico incorpora colores más claros, por lo que, al mezclar estos estilos hay que tenerlo en cuenta. El uso de pieles, cueros, elementos tejidos en punto, son elementos muy utilizados en el estilo nórdico y que aportarán mucha calidez y comodidad a tu hogar.

Algo que hace que el estilo nórdico se parezca mucho al industrial es la sencillez en la decoración y en los colores. Los dos estilos se alejan de esa sensación decorativa de riqueza y complejidad. Apostar por la austeridad es la clave para conseguirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Necesitas ayuda?