Como amueblar un cuarto para niños o bebés

La habitación de un niño o una niña será el sitio en el que más tiempo pasen a lo largo de su vida jugando, estudiando y descansando. En este lugar deben sentirse cómodos, crecer y desarrollarse, por lo que acertar con la decoración es un punto clave. El primer paso que debes tomar es escuchar su opinión y tener en cuenta sus gustos. Coches, princesas, animales, castillos, etc. Sus gustos son muy importantes pero debes decorar la habitación siguiendo ciertas premisas.

El primer consejo que te damos en Muebles Industria es que no recargues la habitación de demasiados detalles. A medida que el niño o la niña vaya creciendo irá llenando la habitación de juguetes y objetos que necesite, por lo que hay que partir desde una habitación sencilla y sin que esté demasiado saturada. La decoración poco necesaria que más adelante no tendrá mucha usabilidad es uno de esos elementos de los que podemos prescindir.

La segunda recomendación que te damos es que decidas de forma inteligente los colores que vas a utilizar en la habitación infantil. Los colores influyen en el estado de ánimo de las personas por lo que, aunque en un principio escoger un color vivo parezca una buena idea, quizás es mejor decantarse por un color más ligero que les ayude a calmarse, a ser creativos, que transmita equilibrio, naturaleza, paz, etc. Los colores fuertes generan estrés.

Otras recomendaciones para amueblar un cuarto para niños y bebés

Las alfombras son otro elemento con una importancia especial. Los niños se pasan el día jugando en el suelo y lo suyo es que tengan una alfombra para jugar cómodamente y calentitos en el suelo. Una alfombra es la mejor forma de evitar que los niños se sientan en un suelo frío y se resfríen, o la mejor manera de que no toquen el suelo que probablemente esté sucio. Escoge uno que combine con los colores de la habitación y sobre todo uno que no se ensucie demasiado rápido. Si la habitación es azul, escoge una alfombra blanca que parezca una nube o verde, para que parezca césped.

Tener un cambiador en la habitación infantil puede ser una buena forma de facilitarle esta tarea a los niños. No obstante, este mueble, al igual que una cuna, tendrá una vida útil bastante corta. Sin embargo, tener un cambiador es una opción que visualmente queda muy bien. Por ese motivo, si el tema económico no es un problema para ti, es una buena idea. De otro modo, puedes escoger también un cambiador portátil para utilizarlo encima de un escritorio u otras superficies.

Por último, un buen truco para tener una habitación muy bien decorada es utilizar peluches. Los peluches decoran de forma muy agradable la habitación además de tener esa utilidad y funcionalidad de que los niños puedan jugar con ellos. Es una opción económica y práctica. Cuando los peluches dejen de ser necesarios puedes retirarlos sin tener un coste demasiado elevado. Pero debes tener tacto e ir retirando los peluches poco a poco, ya que los niños suelen encariñarse con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Necesitas ayuda?